Apariciones de Nuestra Señora de Fátima

Etiquetas

Nuestrsa-Señora-de-Fátima

Las apariciones de Fátima, cuyo centenario se celebra este año, pueden entenderse en el marco lógico de dos ciclos: el angelical y el mariano..

Se cree que el ciclo angelical, llamado así por las apariciones del Ángel de Portugal en primavera, verano y otoño, 1916, es la preparación, un itinerario pedagógico para los encuentros que vendrían el próximo año con Nuestra Señora.

En estas apariciones, el Ángel de Portugal, al presentarse en la segunda aparición, presentó a los Tres Pastores a la vida centrada en Dios, a través de la adoración, y les pidió oraciones y sacrificios, temas que son constantes en todas las apariciones.

El ciclo mariano está constituido por seis apariciones de Nuestra Señora en 1917.

 

Primera Aparición

En su primera aparición, el 13 de mayo de 1917, Nuestra Señora pide a Lucia, Jacinta y Francisco que regresen a ese lugar, Cova da Iria, cada 13, durante seis meses seguidos, a la misma hora.

Les pide también que oren el Rosario todos los días para obtener el fin de la guerra y la paz para el mundo.

.

Segunda Aparición

Un mes más tarde, ya con cerca de medio centenar de personas, los Tres Pequeños Pastores vuelven a recibir la petición de rezar el Rosario. Les dice que aprendan a leer.

En ese mismo momento se enteró de que Francisco y Jacinta tendrían una corta vida y que Lucia fue asignada a dar a conocer en el mundo el amor a la Virgen y la devoción a su Inmaculado Corazón.

 

Tercera Aparición

En la tercera aparición, el 13 de julio, en presencia de un número impreciso de personas (entre 2.000-3.000 o 4.000-5.000), Nuestra Señora reafirma su petición de la recitación diaria del Rosario “en honor a Nuestra Señora del Rosario” Para obtener el fin de la guerra y la paz para el mundo, y promete que en octubre hará un milagro y dirá quién es Ella.

Es durante esta aparición que Lucía, Jacinta y Francisco tuvieron una visión del infierno y que Nuestra Señora anunció que la guerra va a terminar, pero que otro peor conflicto del nuevo mundo comenzará durante el papado de Pío XI (1857-1939), si La humanidad no cesa de ofender a Dios.

Nuestra Señora les dice a los tres hijos que para evitar esta guerra vendrá a Fátima para pedir la consagración de Rusia a su Corazón Inmaculado y la Comunión de Reparación los cinco primeros sábados, prometiendo la conversión de Rusia.

Se debe tener en cuenta que la revolución rusa comenzó en febrero de 1917 con el derrocamiento de la monarquía del zar Nicolás II, seguida en octubre por la toma de poder bolchevique, la creación del régimen comunista y un programa antiteísta radical.

El 13 de agosto, miles de personas se reúnen en Cova da Iria (alrededor de 15.000-18.000 personas, aunque algunos documentos se refieren sólo a 5.000). Los pastores no aparecieron ese día porque fueron llevados a Ourém donde fueron interrogados y permanecieron hasta el 15 de agosto.

 

Cuarto Aparición

El 19 de agosto, de vuelta a casa, la Señora aparece por cuarta vez en un lugar diferente llamado Valinhos y sólo en presencia de los tres hijos. Esta aparición está marcada por la petición de oración por los pecadores y por la primera indicación de una capilla que se construirá utilizando parte de las donaciones dejadas en Cova da Iria.

 

Quinta Aparición

En la quinta aparición, nuevamente en Cova da Iria, el 13 de septiembre, además del refuerzo de la petición de la oración del Rosario, Nuestra Señora anuncia que en octubre vendrá Nuestro Señor, Nuestra Señora de los Dolores y del Monte Carmelo y San José con el Niño Jesús, para bendecir al mundo.

 

Sexta Aparición

Una multitud con un promedio de entre 50.000 y 70.000 personas acompaña a los Tres Pequeños Pastores el 13 de octubre, cuando Nuestra Señora se presenta como «Nuestra Señora del Rosario» y anuncia el fin de la guerra en un futuro próximo (la Primera Guerra Mundial [ 1914-1918]).

Al final, levantándose hacia el cielo, Lucía dice que la promesa hecha el mes pasado fue guardada: al lado del sol, San José con el Niño Jesús, bendiciendo al mundo, y Nuestra Señora vestida de blanco con un manto azul. Cuando esta aparición desapareció, Nuestro Señor, nuevamente con un gesto de bendición, y Nuestra Señora de los Dolores, y luego Nuestra Señora del Carmelo.

La promesa de la realización de un milagro también se mantuvo, que se conoció como el Milagro del Sol, atestiguado por miles de personas que se apresuraron a este lugar.

Ese día, después de una lluvia torrencial, el sol estalló en el firmamento, girando en el cielo en zigzag y con luces multicolores. Las declaraciones de ese tiempo se refieren a varias curaciones milagrosas entre los que estaban presentes.

En la última aparición a los tres videntes, Nuestra Señora expresó su deseo de que una pequeña capilla se construyera en su honor en ese preciso lugar.

Fuente: http://www.papa2017.fatima.pt/en/pages/appearances

 

AÑO JUBILAR DE FÁTIMA – Concesión de Indulgencia Plenaria

Etiquetas

,

AÑO JUBILAR DE FÁTIMA

Concesión de Indulgencia Plenaria

Con el fin de celebrar dignamente el centésimo aniversario de las Apariciones de Fátima, por mandato del Papa Francisco se concede, con la inherente indulgencia plenaria, un Año Jubilar, desde el día 27 de noviembre de 2016 hasta el día 26 de noviembre de 2017.

La indulgencia plenaria del jubileo se concede:

a) a los fieles que visiten en peregrinación el Santuario de Fátima y participen allí devotamente en alguna celebración u oración en honor a la Virgen María, recen la oración del Padrenuestro, reciten el símbolo de la fe (Credo) e invoquen a Nuestra Señora de Fátima;

b) a los fieles piadosos que visiten con devoción una imagen de Nuestra Señora de Fátima expuesta solemnemente a la veneración pública en cualquier templo, oratorio o lugar adecuado, en los días del aniversario de las apariciones (día 13 de cada mes desde mayo a octubre de 2017), y ahí participen devotamente en alguna celebración u oración en honor a la Virgen María, recen la oración del Padrenuestro, reciten el símbolo de la fe (Credo) e invoquen a Nuestra Señora de Fátima;

c) a los fieles que, por edad, enfermedad u otra causa grave, estén impedidos de desplazarse, si, arrepentidos de todos sus pecados y teniendo la firme intención de realizar, tan pronto como le sea posible, las tres condiciones abajo indicadas, frente a una pequeña imagen de Nuestra Señora de Fátima, en los días de las apariciones se unan espiritualmente a las celebraciones jubilares, ofreciendo con confianza a Dios misericordioso a través de María sus preces y dolores, o los sacrificios de su propia vida. Para obtener la indulgencia plenaria, los fieles, verdaderamente penitentes y animados de caridad, deben cumplir ritualmente las siguientes condiciones: confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Santo Padre.

Fuente: http://www.fatima.santuario-fatima.pt/files/upload/subs%C3%ADdios/Indulgencia%20Plenaria_concesion.pdf

http://www.santuariobasilicacoromoto.com/SNCoromotoWeb/viewNews?id=292

Oraciones jubilares para el Centenario de las Apariciones de Fátima

Etiquetas

,

papa2017_aparicao

Oración Jubilar de Consagración 

¡Salve, Madre del Señor,
¡Virgen María, Reina del Rosario de Fátima!
Bendita entre todas las mujeres,
eres la imagen de la Iglesia vestida de la luz pascual,
eres la honra de nuestro pueblo,
eres el triunfo sobre la marca del mal.

Profecía del Amor misericordioso del Padre,
Maestra del Anuncio de la Buena Nueva del Hijo,
Señal del  Fuego ardiente del Espíritu Santo,
enséñanos, en este valle de alegrías y dolores,
las verdades eternas que el Padre revela a los pequeños.

Muéstranos la fuerza de tu manto protector.
En tu Inmaculado Corazón,
sé el refugio de los pecadores
y el camino que conduce hacia Dios.

Unido/a a mis hermanos,
En la Fe, la Esperanza y el Amor,
a ti me entrego.
Unido/a a mis hermanos, por ti, a Dios me consagro,
oh Virgen del Rosario de Fátima.

Y, en fin, envuelto/a en la Luz que de tus manos proviene,
daré gloria al Señor por los siglos de los siglos.

Amén.

Oración por la Paz 

Señor, Padre Santo,
que en Jesús nos diste tu paz
y por El nos quisiste conducir a tu corazón
– en este lugar en el que la Virgen Maria nos invita a la oración por la paz del mundo
Y en el que el Ángel de la Paz nos exhorta a adorar solamente a Dios –,
Nosotros te pedimos que entre los pueblos reine la concordia;
que los responsables de las naciones encuentren caminos de justicia,
que todos alcancemos la paz del corazón
y que, por intercesión de la Reina de la Paz,
seamos constructores de un mundo más fraterno.
Por Cristo, Nuestro Señor.

Amén.

Oración por el Papa

Señor,
Buen Pastor de la Humanidad,
que confiaste a Pedro y a sus sucesores
la misión de fortalecer a los hermanos en la fe
y de iluminarles en la escucha de la Palabra
– en este lugar en que los Pastorcitos de Fátima
Testimoniaron una profunda devoción al Santo Padre
Y un intenso amor a la Iglesia –,
Te pedimos que tu Espíritu de Sabiduría
ilumine al Papa N en su misión de Sucesor de Pedro;
que tu misericordia le proteja y conforte;
que el testimonio de tus fieles le anime en su misión
y que la tierna presencia de Maria sea para él señal de tu amor;
que él sea fuerte en la fe, audaz en la esperanza y celoso en la caridad.
Tu que vives y reinas con el Padre, en la unidad del Espíritu Santo.

Amén.

Padrenuestro. Avemaría. Gloria.

Credo de los Apóstoles 

Creo en Dios Padre Todopoderoso,
Creador del Cielo y de la Tierra;
Y en Jesucristo, su único Hijo, Nuestro Señor,
Que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo;
Nació de Santa María Virgen,
Padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
Fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos,
Al tercer día resucitó de entre los muertos,
Subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre, todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.
Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia católica
La comunión de los santos, el perdón de los pecados,
La resurrección de la carne y la vida eterna.

Amén.

Fuente: http://www.santuariobasilicacoromoto.com/SNCoromotoWeb/viewNews?id=291

Acto de consagración a la Virgen de Fátima

Etiquetas

,

virgen-de-fc3a1tima

PAPA FRANCISCO

Acto de consagración a la Virgen de Fátima

Bienaventurada María Virgen de Fátima,
con renovada gratitud por tu presencia maternal
unimos nuestra voz a la de todas las generaciones
que te llaman bienaventurada.

Celebramos en ti las grandes obras de Dios,
que nunca se cansa de inclinarse con misericordia hacia la humanidad,
afligida por el mal y herida por el pecado,
para curarla y salvarla.

Acoge con benevolencia de Madre
el acto de consagración que hoy hacemos con confianza,
ante esta imagen tuya tan querida por nosotros.

Estamos seguros de que cada uno de nosotros es precioso a tus ojos
y que nada de lo que habita en nuestros corazones es ajeno a ti.

Nos dejamos alcanzar por tu dulcísima mirada
y recibimos la consoladora caricia de tu sonrisa.

Custodia nuestra vida entre tus brazos:
bendice y refuerza todo deseo de bien;
reaviva y alimenta la fe;
sostiene e ilumina la esperanza;
suscita y anima la caridad;
guíanos a todos nosotros por el camino de la santidad.

Enséñanos tu mismo amor de predilección
por los pequeños y los pobres,
por los excluidos y los que sufren,
por los pecadores y los extraviados de corazón:
congrega a todos bajo tu protección
y entrégalos a todos a tu dilecto Hijo, el Señor nuestro Jesús.

Amén.

* Acto de consagración a la Virgen de Fátima, al final de la Misa con ocasión de la Jornada mariana (Plaza de San Pedro, 13 de octubre de 2013)

Celebración de los 364 años de la Aparición de Nuestra Señora de Coromoto

Etiquetas

,

Este 08 de Septiembre de 2016, se cumplen 364 años de la Aparición de Nuestra Señora de Coromoto al Cacique Coromoto y su familia en la choza o bohio del Cacique, dejándole en la mano su Santa Imagen para veneración de todas las generaciones. Demos gracias a Dios por este gran regalo que nos dejó de su Santa Madre.

Así luce Nuestra Madre María de Coromoto a pocas horas de iniciar las solemnes fiestas de los 364 años de la Aparición en Nuestras tierras Venezolanas

Así luce Nuestra Madre María de Coromoto a pocas horas de iniciar las solemnes fiestas de los 364 años de la Aparición en Nuestras tierras Venezolanas

Fuente: http://www.santuariobasilicacoromoto.com/SNCoromotoWeb/viewNews?id=191

Conmemoración de los 74 años de la Santísima Virgen María de Coromoto como Patrona de Venezuela

Etiquetas

,

Virgen de Coromoto

Este 1 de Mayo del 2016 se cumplen 74 años de que el Episcopado Venezolano decretó y proclamó a Nuestra Señora de Coromoto, Patrona oficial de Venezuela.

A continuación se comparte el Breve Pontificio del Patronato Coromotano, donde el Papa Pío XII declara a la Santísima Virgen María Nuestra Señora de Coromoto, como CELESTE Y PRINCIPAL PATRONA de Venezuela, en Octubre de 1944.

“PIO PAPA XII –Para perpetua memoria- Todos los pueblos que desde los más apartados rincones de la tierra llegaron a la luz de la verdad cristiana, han experimentado la tutela maternal de la Santísima Virgen María y, en acción de gracias por los beneficios de Ella recibidos, le levantan férvido y solemne himno entonado “por todas las tribus, lenguas, pueblos y naciones”. No de otra suerte acaece entre los fieles cristianos, nacionales o europeos, que, de todas partes de Venezuela, numerosos acuden con piedad al Santuario dedicado a Dios en honor de la Divina Madre “de Coromoto”, en el lugar llamado “Guanare de los Cospes”. Este amor de la Virgen en realidad esclareció las inteligencias de los nacionales, elevó sus corazones hacia el cielo y los alivio en sus adversidades tanto públicas como privadas, desde el momento en que, según la tradición, la misma Madre de Dios apareció en el propio lugar en donde luego se levantó un Templo, que pronto fue como el Trono de la misericordia y gracia Divinas.

Por tanto, la Fe de los Venezolanos en Cristo Señor, que los Españoles, sobre todo los Padre Predicadores de la Orden de Santo Domingo, llevaron allá el siglo XVI y que los Romanos Pontífices, atentos a la dilatación del Reino de Cristo, próvidamente fomentaron por medio de la institución canónica en aquel tiempo de la Sagrada Jerarquía y de la primera Cátedra Episcopal, esa Fe, gracias principalmente a la fuerza y auxilio de una encendida devoción a la Santísima Virgen María “de Coromoto”, fue creciendo cada día más y permaneció incontaminada. Por esto, todos los Obispos de Venezuela y a la cabeza el Venerable Hermano Lucas Guillermo Castillo, Arzobispo titular de Rizeo y Coadjutor de Caracas, a nombre también de los sacerdotes y de todos los fieles, el año de 1942, declararon a la misma Divina Madre “de Coromoto”, Patrona de toda la Republica y luego nos pidieron encarecidamente que ratificáramos y confirmáramos su declaración. Y como quiera que, a ejemplo de Nuestros Predecesores, es de trascendental importancia para nuestro paternal corazón el que, a mayor gloria de Dios y para provecho espiritual, se aumente cada vez la piedad mariana, hemos gustosamente resuelto acceder benignamente a estos ruegos y votos de los Obispos, de uno y otro Clero, de la sociedad y de todo el pueblo de Venezuela.

Por consiguiente, secundando los deseos del mencionado Arzobispo, después de haber oído también a Nuestro Venerable Hermano Carlos Salotti, Obispo de Palestrina, Cardenal de la Santa Iglesia Romana, Prefecto de la Sagrada Congregación de los Ritos, con pleno conocimiento Nuestro y madura deliberación, por la plenitud de Nuestra Apostólica potestad, en virtud de las presentes Letras y a perpetuidad: confirmamos, constituimos y declaramos a la Santísima Virgen María de Coromoto” en “Guanare de los Cospes” CELESTE Y PRINCIPAL PATRONA de toda la República de Venezuela, con todos y cada unos de los privilegios litúrgicos que competen a tales principales Patronas. No debiendo en ninguna manera obstar nada en contrario. Esto declaramos y estatuimos, decretando que las presentes Letras sean y permanezcan firmes, válidas y eficaces para siempre; y que ellas surten y obtienen todos sus plenos e íntegros efectos; y que ellas dan fe ahora y siempre plenamente a quienes competa o competir pudiere; y que así se ha de juzgar y definir; y que será írrito y vacuo cuanto desde ahora alguien, con cualquier autoridad, consciente o ignorantemente, atentare hacer distinto acerca de esto. Dado en Roma, en San Pedro, bajo el anillo del Pescador, el día del mes de octubre, el año de 1944, nono de Nuestro Pontificado. –Por mandato especial del Santísimo-.

Por el Señor Cardenal Secretario de Estado (firmado) DOMINGO SPADA, Canciller de los Breves Apostólicos”.

Fuente: Sitio Web Oficial de la Basílica Menor de Nuestra Señora de Coromoto

http://www.santuariobasilicacoromoto.com/SNCoromotoWeb/viewNews?id=121

Dedicación del Santuario Nacional de Nuestra Señora de Coromoto

Etiquetas

, ,

Estimados Hermanos en Cristo Jesús, les estamos compartiendo este artículo publicado por la Basílica Catedral de Nuestra Señora de Coromoto, donde se explica la “Dedicación del Santuario Nacional de Nuestra Señora de Coromoto”.

El domingo, 7 de enero de 1996, tuvo lugar la solemnísima dedicación del Santuario de la Virgen de Coromoto, construido en el sitio de la aparición… Durante toda la noche, las reliquias de santos, a ser colocadas el día siguiente en el Altar __como se acostumbra colocarlas en todos los Altares__, fueron expuestas a la veneración de los fieles en la Capilla del Monasterio de Santa Clara de Asís, de las Monjas Clarisas, cercano al Santuario… Se hallaban presentes numerosos peregrinos de Caracas: de las Parroquias de San José de Chacao y de Ntra. Sra. de Fátima de Petare. A las 12:00 de la noche, se celebró la Santa Misa frente a la Capilla del Monasterio; y los peregrinos veneraron las reliquias en vigilia que se prolongó hasta la madrugada. A las 8:00 de la mañana, éstas fueron trasladadas al Santuario…

A las 9:00 de la mañana, el Santuario se hallaba repleto, abarrotado de fieles. Los Obispos de Venezuela y los sacerdotes concelebrantes se hallaban ya revestidos de los ornamentos sagrados, cuando llegó el helicóptero el Presidente de la República, Dr. Rafael Caldera, acompañado del Ministro de Relaciones Interiores, Dr. Ramón Escovar Salom, del Ministro de la Oficina Central de Información, Dr. Fernando Egaña, del Comisionado del Presidente para las relaciones con la Iglesia, Dr. Bernardo Level, y de otras personalidades. El Presidente fue recibido por el Comité de bienvenida __especialmente designado al efecto__, y pasó luego al interior del Santuario…

Los fieles entonaban con entusiasmo el Salmo 122 __”¡Qué alegría cuando me dijeron: ‘Vamos a la casa del Señor’!” __, cuando entraron en procesión __sin cirios, sin incienso, como está previsto en el rito de la dedicación__ los seminaristas, los sacerdotes, los Obispos y el Nuncio Apostólico en Venezuela, Mons. Oriano Quilici. Que la dedicación del Santuario fuera presidida por el Nuncio fue una cuestión no de estricto protocolo, sino de simpatía… Mons. Quilici, en los pocos años que llevaba en el país, se había granjeado la admiración y el afecto del Clero y del pueblo venezolano…

Al llegar al presbiterio, el Nuncio saludo a la asamblea. Los documentos relativos a la construcción del imponente templo __planos, etc.__ fueron entregados al Rector del Santuario, Pbro. Edgar Roa. El Pbro. Alfonso de Jesús Alfonzo Vaz, como representante de la Asociación Civil “Venezuela a la Virgen de Coromoto”, hizo un recuento histórico de la construcción: cómo la idea había sido retomada por la Madre Guadalupe y la Madre Elizabeth, Superiora General de las Siervas del Santísimo Sacramento, ya fallecidas, y cómo se habían iniciado las gestiones… Enseguida, el Nuncio bendijo el agua para rociar al pueblo en señal de penitencia  y en recuerdo del bautismo: “Santifica con bendición esta agua, criatura tuya, para que, rociada sobre nosotros y sobre los muros de este Santuario, sea señal del bautismo, por el cual, lavados en Cristo, llegamos a ser templo de tu Espíritu; concédenos a nosotros y a cuantos en este Santuario celebrarán los divinos misterios llegar a la celestial Jerusalén” (1). El Nuncio roció con el agua bendita al pueblo, mientras que el Obispo de Guanare __el tercer Obispo de Guanare__, Mons. Alejandro Figueroa, y el Arzobispo de Maracaibo, Mons. Ovidio Pérez Morales __Presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana__ rociaron los muros del Santuario, en señal de purificación. El Nuncio concluyó la aspersión con una Oración; se entonó el Gloria __en latín, en tono gregoriano__, y el Nuncio dijo la Oración colecta. Después de las lecturas bíblicas (cf. Jn 2, 13-22), el Nuncio destacó en su homilía, que: “La solemne dedicación del Templo Votivo Nacional de Nuestra Señora de Coromoto y de su Altar nos llena de gozo a cuantos nos hallamos presentes en este glorioso recinto, y a los que a través de los medios de comunicación social, siguen este sugestivo rito litúrgico. El de hoy es, sin duda, un día histórico y de profundo agradecimiento a Dios por lo que están viendo nuestros ojos y por lo que sienten nuestros corazones. Tras largos años de espera, con honda satisfacción, vemos hoy un sueño se ha cumplido; sentimos que un ideal, vivamente anhelado, se ha realizado. El Templo Votivo Nacional en honor de la Virgen de Coromoto, la celeste Patrona de Venezuela, es una grandiosa realidad que nos llena a todos de júbilo y de admiración. Agradezco desde lo más hondo de mi corazón al Excmo. Presidente de la Conferencia Episcopal, S.E. Mons. Ramón Ovidio Pérez Morales, al Obispo de Guanare, S.E. Mons. Alejandro Figueroa Medina, y a los Hermanos Arzobispos y Obispos de Venezuela por haberme proporcionado el privilegio de presidir este acto litúrgico, que considero como un hecho único y extraordinario en mi largo servicio de Representante Pontificio ante una Iglesia local. Muchas han sido las personas que a lo largo y ancho de la Patria, ha prestado generosamente su colaboración, e incontables han sido los sacrificios que el amor a la Virgen María ha arrancado del corazón agradecido de sus fieles e hijos devotos. Este hermoso Santuario se convertirá ahora y por siempre en meta anhelada de incontables peregrinaciones. ( … ) A fin de confirmarnos en la fe y dar nueva vitalidad a la Iglesia de Venezuela vendrá como primer y gran peregrino a este lugar, el próximo 10 de febrero, el Sucesor de Pedro, el Papa Juan Pablo II” (2). Al mencionar al Papa, los fieles interrumpieron la homilía del Nuncio con una ruidosa y prolongada ovación… Para finalizar su homilía, el Nuncio prorrumpió en emocionadas exclamaciones, que fueron coreadas a una voz por la Asamblea: “¡Viva Nuestra Señora de Coromoto! ¡Viva el Papa! ¡Viva Venezuela!” (3).

Hecha la profesión de fe __en forma de interrogatorio, como también se estila en el rito del bautismo__, se cantó la Letanía de todos los Santos, se colocaron las reliquias en el Altar __se selló el sepulcro con la ayuda de un albañil__; y el Nuncio Apostólico pronunció la Oración de dedicación:  “Te suplicamos, pues, Padre Santo, que te dignes impregnar con santificación celestial esta Iglesia y este Altar, para que sea siempre lugar santo y una vez siempre lista para el sacrificio de Cristo ( … )” (4). El Nuncio y seis de los Obispos concelebrantes se quitaron las casullas, y vistieron los gremiales __una especie de delantales, para no ensuciar los ornamentos sagrados__, se dirigieron al Altar y procedieron a la unción del mismo con el crisma. Ungida toda la mesa del Altar, otros Obispos concelebrantes ungieron los muros del Santuario… Quizás el momento más impresionante de la dedicación fue cuando se colocó sobre el Altar, recién dedicado, un brasero encendido… El Nuncio echó abundante incienso en el brasero, y expresó: “Suba, Señor, nuestra oración como incienso en tu presencia y, así como esta casa se llena de suave olor, que en tu Iglesia se aspire el aroma de Cristo” (5). Humo perfumado emergió del brasero, e inundó el Santuario… El Nuncio, entonces, echó incienso en el turíbulo, e incensó el Altar, cuatro Obispos concelebrantes incensaron las naves del Santuario… Concluida la incensación, las Siervas del Santísimo Sacramento __que tienen constituida una comunidad junto al Santuario__, secaron la mesa del Altar y colocaron el mantel y las flores… En seguida, se procedió a la iluminación del Santuario. Se llevaron junto al Altar los candelabros con los cirios; el Nuncio entregó una vela encendida al Diácono, quien encendió las velas del presbiterio. Doce de los Obispos concelebrantes encendieron las velas en el resto del Santuario…

A continuación, se procedió a declarar formalmente Santuario Nacional al Santuario Diocesano de la Virgen de Coromoto. Mons. Ovidio Pérez Morales, Presidente de la Conferencia Episcopal, llevó brevemente la palabra, y Mons. Mario Moronta, Secretario General de la Conferencia Episcopal, leyó el correspondiente Decreto, que fue firmado por los Obispos, y también llevado para la firma al Presidente de la República… Gracias a la generosa ayuda prestada por su Gobierno, el Santuario está listo para recibir al Papa, el 10 de febrero de 1996… Con la Liturgia eucarística prosiguió la Solemne Misa de aquel día para siempre memorable… Concelebraron con el Nuncio Apostólico en el Altar el Obispo de Guanare, el Obispo emérito de Guanare, Mons. Ángel Polachini __a quien se le debe un especial reconocimiento, pues coordinó durante muchos años las obras del Santuario__, el Arzobispo de Maracaibo y Presidente de la Conferencia Episcopal, Mons. Baltazar Porras. Los demás Obispos y sacerdotes concelebraron desde las gradas __especialmente diseñadas para grandes concelebraciones__ en el presbiterio…

Distribuida la comunión, el Santísimo Sacramento fue instalado por el Nuncio en su Capilla, ubicada en la cripta (el sótano) del Santuario, mientras la asamblea cantaba el himno “Pange lingua”. También en este momento __como durante toda la Misa__ el Pbro. Víctor Guerrero, Vice-Rector del Santuario, aclaraba con oportunas moniciones a la asamblea el desarrollo de la Liturgia… El Obispo de Guanare tuvo todavía algunas palabras de agradecimiento. Y entonces, vueltos todos hacia la imagen de la Virgen de Coromoto __que tiene incrustada en la peana la reliquia de la Virgen__ se cantó el himno: “Salve Aurora jubilosa de una Patria soberana ( … )”. Una cerrada ovación siguió al himno, que estremeció a toda la asamblea… Impartida la bendición, salieron en ordenada procesión los Obispos, sacerdotes y seminaristas… Venezuela cuenta con un Santuario digno de la Virgen y digno de Venezuela…

____________________________________________________________________________

  1. Departamento de Liturgia del Consejo Episcopal Latinoamericano (editor), Pontifical y Ritual Romanos reformados según los Decretos del Concilio Vaticano II y promulgados por Su Santidad Pablo VI, Barcelona [España] 1992, pp. 380-466.
  2. Mons. Oriano Quilici, Homilía en la dedicación del Santuario Nacional de “Nuestra Señora de Coromoto” (7 de enero de 1996), en: Diario “La Religión”, 10 de enero de 1996. p. 6.
  3. Ibid.
  4. Departamento de Liturgia del Consejo Episcopal Latinoamericano (editor), loc. cit.
  5. Ibid.

Pbro. Ramón Vinke

Secretariado Diocesano de Pastoral de Medios de
Comunicación Social de la Diócesis de Guanare
Fuente:

Programa de Semana Santa 2016 de la Basílica Menor Santuario Nuestra Señora de Coromoto

Etiquetas

Estimados Hermanos en Cristo Jesús, les estamos compartiendo el programa de Semana Santa de la Basílica Menor de Nuestra Señora de Coromoto el cual pueden visitar en el siguiente enlace:

http://www.santuariobasilicacoromoto.com/SNCoromotoWeb/ViewAnnualCelebrationDetail?id=7

ProgramaLogo

Conociendo la Santa Reliquia de Nuestra Señora de Coromoto

Etiquetas

, ,

Estimados Hermanos en la Fe, les invitamos a conocer la Santa Reliquia de Nuestra  Señora de Coromoto en detalle a través de una nueva sección multimedia que ha publicado la portal Web oficial de la Basílica Menor de Nuestra Señora de Coromoto en la siguiente dirección Web:

Portal Web Oficial de la Basílica Menor de Nuestra Señora de Coromoto

Conociendo la Santa Reliquia de Nuestra Señora de Coromoto

 

Indulgencia con ocasión del Jubileo extraordinario de la Misericordia

Etiquetas

, , ,

Estimados Hermanos en la Fe, con el inicio del Año Santo de la Misericordia este 8  de Diciembre del 2015 el Santo Padre Francisco ha concedido Indulgencia con ocasión de este Jubileo.

A continuación les compartimos un resumen de la Carta del Santo Padre Francisco donde se explica como obtener esta indulgencia:

“Deseo que la indulgencia jubilar llegue a cada uno como genuina experiencia de la misericordia de Dios, la cual va al encuentro de todos con el rostro del Padre que acoge y perdona, olvidando completamente el pecado cometido. Para vivir y obtener la indulgencia los fieles están llamados a realizar una breve peregrinación hacia la Puerta Santa, abierta en cada catedral o en las iglesias establecidas por el obispo diocesano y en las cuatro basílicas papales en Roma, como signo del deseo profundo de auténtica conversión. Igualmente dispongo que se pueda ganar la indulgencia en los santuarios donde se abra la Puerta de la Misericordia y en las iglesias que tradicionalmente se identifican como Jubilares. Es importante que este momento esté unido, ante todo, al Sacramento de la Reconciliación y a la celebración de la santa Eucaristía con un reflexión sobre la misericordia. Será necesario acompañar estas celebraciones con la profesión de fe y con la oración por mí y por las intenciones que llevo en el corazón para el bien de la Iglesia y de todo el mundo.

Pienso, además, en quienes por diversos motivos se verán imposibilitados de llegar a la Puerta Santa, en primer lugar los enfermos y las personas ancianas y solas, a menudo en condiciones de no poder salir de casa. Para ellos será de gran ayuda vivir la enfermedad y el sufrimiento como experiencia de cercanía al Señor que en el misterio de su pasión, muerte y resurrección indica la vía maestra para dar sentido al dolor y a la soledad. Vivir con fe y gozosa esperanza este momento de prueba, recibiendo la comunión o participando en la santa misa y en la oración comunitaria, también a través de los diversos medios de comunicación, será para ellos el modo de obtener la indulgencia jubilar. Mi pensamiento se dirige también a los presos, que experimentan la limitación de su libertad. El Jubileo siempre ha sido la ocasión de una gran amnistía, destinada a hacer partícipes a muchas personas que, incluso mereciendo una pena, sin embargo han tomado conciencia de la injusticia cometida y desean sinceramente integrarse de nuevo en la sociedad dando su contribución honesta. Que a todos ellos llegue realmente la misericordia del Padre que quiere estar cerca de quien más necesita de su perdón. En las capillas de las cárceles podrán ganar la indulgencia, y cada vez que atraviesen la puerta de su celda, dirigiendo su pensamiento y la oración al Padre, pueda este gesto ser para ellos el paso de la Puerta Santa, porque la misericordia de Dios, capaz de convertir los corazones, es también capaz de convertir las rejas en experiencia de libertad.

He pedido que la Iglesia redescubra en este tiempo jubilar la riqueza contenida en las obras de misericordia corporales y espirituales. La experiencia de la misericordia, en efecto, se hace visible en el testimonio de signos concretos como Jesús mismo nos enseñó. Cada vez que un fiel viva personalmente una o más de estas obras obtendrá ciertamente la indulgencia jubilar. De aquí el compromiso a vivir de la misericordia para obtener la gracia del perdón completo y total por el poder del amor del Padre que no excluye a nadie. Será, por lo tanto, una indulgencia jubilar plena, fruto del acontecimiento mismo que se celebra y se vive con fe, esperanza y caridad.

La indulgencia jubilar, por último, se puede ganar también para los difuntos. A ellos estamos unidos por el testimonio de fe y caridad que nos dejaron. De igual modo que los recordamos en la celebración eucarística, también podemos, en el gran misterio de la comunión de los santos, rezar por ellos para que el rostro misericordioso del Padre los libere de todo residuo de culpa y pueda abrazarlos en la bienaventuranza que no tiene fin.”

Fuente: http://www.santuariobasilicacoromoto.com/SNCoromotoWeb/jubileeMercy

Dios les Bendiga.